Sala de prensa
Noticias

Presentación en Roma de la edición en español de Donne Chiesa Mondo (Mujeres Iglesia Mundo)

26/03/2015
Actividad empresarial Religión

Roma, 24 de marzo de 2015.- La Embajada de España ante la Santa Sede acogió en la tarde del martes 24 de marzo la presentación de la edición en español de Donne Chiesa Mondo (Mujeres Iglesia Mundo), el suplemento de L’Osservatore Romano que cada mes se distribuirá con la revista Vida Nueva y que cuenta con el patrocinio de la Universidad Pontificia de Salamanca. 

El embajador Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga ejerció de anfitrión en una tarde en la que el corresponsal de Vida Nueva en Roma, Antonio Pelayo, fue el moderador de una mesa redonda en la que tomaron parte la coordinadora del suplemento Donne Chiesa Mondo, Lucetta Scaraffia, y la profesora de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma Nuria Calduch. También intervinieron  el director de L’Osservatore Romano, Giovanni Maria Vian, y el director de Vida Nueva, José Beltrán.

Al asistieron embajadores de distintos países de América Latina, además de miembros de la Curia Vaticana, como Melchor Sánchez de Toca, Ariel Beramendi y Ángel Vallejo, además de representantes de la Vida Religiosa, como el superior general de las Escuelas Pías, Pedro Aguado. A ellos se unieron el presidente de SM, Luis Fernando Crespo; el vicepresidente de SM, José María Felices; y el superior general de la Compañía de María, Manuel J. Cortés.

El embajador destacó en su intervención cómo el diario de la Santa Sede se ha adaptado en sus casi dos siglos de vida a “los signos de los tiempos” para detenerse en la actual etapa que dirige “con singular acierto” Giovanni Maria Vian.  “España ha contruibuido y no poco a la proyección de la publicación de la Santa Sede”, subrayó Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga, que hizo hincapié en la colaboración con el diario LA RAZÓN que distribuye cada domingo la edición semanal en castellano del diario. 

Sobre la alianza entre Vida Nueva y L’Osservatore Romano se mostró convencido de que “potenciará la difusión de la mujer en todas sus facetas”. Así recordó cómo la mujer en la Iglesia y en la sociedad tiene hoy “un papel que sería menor al que querría tener”, una reivindicación que no corresponde “a una obsesión de poder sino como respuesta a su vocación de servicio”.

“Puedo asegurar que “Donne Chiesa Mondo” es el fruto de un verdadero trabajo colectivo”, aseguró la coordinadora del suplemento, Lucetta Scaraffia, que quiso subrayar cómo esta iniciativa recibió en su planteamiento inicial un apoyo absoluto y directo del Papa Benedicto XVI.También comentó cómo desde su puesta en marcha, estas páginas femeninas le han permitido “descubrir todo un mundo de mujeres que querían participar, que deseaban tomar parte en ellas mandando artículos, comentándolos, sugiriendo temas…”.

La coordinadora del suplemento Donne Chiesa Mondo está convencida de que “las mujeres inventan cada día una manera especial de anunciar el Evangelio en el mundo de hoy”, Donne Chiesa Mondo nace en un momento en el que las mujeres tienen mucho que decir. Desde esta perspectiva, también  matizó cómo el suplemento siempre ha buscado dar cabida a todas las visiones y realidades femeninas: “Todas tienen su lugar, desde la abadesa de un convento francés a aquellas que nos relatan en primera persona cómo están viviendo una experiencia de frontera”.  

La profesora Nuria Calduch comentó que  sintoniza totalmente con esta iniciativa, “leo con mucho interés el suplemento, aprecio las páginas teológicas y contemplo también con atención las obras de arte que lo ilustran porque me parecen sugerentes y representativas”, que puso sobre la mesa algunos de los nombres de los colaboradores más significativos del suplemento como Virginia Azcuy o Maurizio Gronchi .

“Somos muchas las que hoy en día estamos centradas, por ejemplo, en el campo de la investigación como biblistas. Esto no es fácil, es una lucha ardua y dura”, explicó sobre el papel de la mujer en la Iglesia, que participa de forma activa en la colección “La Biblia y las mujeres” en la Editorial Verbo Divino. Calduch considera que en el momento actual nos encontramos en lo que en un término inglés se define como “turning point””, o lo que es lo mismo, un punto de inflexión.

El director de L’Osservatore Romano recordó que en estos casi tres años de historia que tiene el suplemento femenino –se puso en marcha en mayo de 2012-, el interés ha crecido enormemente. 

“La experiencia del mensual ha contagiado al diario en muchas iniciativas editoriales y gráficas”, comentó Giovanni Maria Vian, que apuntó además que esta apuesta femenina del periódico de la Santa Sede responde a una tendencia a la internacionalización del producto así como la apertura a firmas no católicas. Sobre el acuerdo con la revista española, celebró que “gracias a Vida Nueva duplicamos el número de lectores que podrá leer Donne Chiesa Mondo y eso es un enorme impulso a la difusión de nuestro suplemento”.

Por su parte, José Beltrán, como director de Vida Nueva,  puso en valor el hecho de que el primer número en castellano de esta nueva aventura editorial esté protagonizado por Santa Teresa de Jesús, precisamente cuando se cumple el V centenario de su nacimiento. Recordó fue la primera en dar contenido a una palabra que ahora es “trending topic” : emprender. Y lo hizo sin agitar bandera feminista alguna”.

Con este espíritu emprendedor aseguró que Vida Nueva asume la alianza con L’Osservatore Romano: “Será un encuentro mensual para nuestros lectores, a través de 16 páginas que recibirán de forma gratuita con la revista, tanto en la versión en papel como para tabletas, acorde con el firme compromiso de Vida Nueva de ser una publicación que busca dar voz a los sin voz, ser propuesta y denuncia cuando sea preciso, pero siempre construyendo puentes de comunión”.